© http://silviacoppulo.com!

Author: Sílvia Cóppulo

Sílvia Cóppulo / Articles posted by Sílvia Cóppulo (Page 5)

Barcelona: hay que ponerle el cascabel al gato

Hay que saber explotar el dividendo de la paz y de serenidad que emana de la Unión Europea. Europa se ha visto forzada a responder de una manera más integrada frente a la invasión rusa a Ucrania. Hay que aprovecharlo y establecer relaciones más fuertes con las ciudades continentales. Y es que la Unión Europea necesita optimismo para superar la crisis del Brexit, y ahora la de Ucrania, y Barcelona puede ser el foco de atracción para el conocimiento y la creatividad europea. Nuestra capital debería preguntarse de qué oportunidades dispone para reforzar a la Unión Europea actuando. Así de claro se manifiesta quien fuera alcalde de Barcelona, Joan Clos, actualmente presidente de Agora Urban Conversation en las Jornadas React, organizadas por Barcelona Activa en el Disseny Hub. Y a esta moderadora le parece que el anestesista Clos, como tantos otros conocedores y amantes de la ciudad, tiene prisa por despertar a una Barcelona, que continúa siendo la más maravillosa para vivir en ella --como la escogiera hace pocos días el diario británico The Telegraph, en su sección de viajes--, pero anda adormecida, temerosa y falta de proyectos ambiciosos. Las brechas verdes y digitales se manifiestan más duras en las ciudades. Ahí tenemos las de conectividad, que se han puesto de manifiesto durante la pandemia del Covid, completará Carme Colomina, investigadora principal del CIDOB, y Europa está actuando sin una estrategia bien definida. Moderar los ponentes del React para mí es una oportunidad y un lujo. Por eso hoy lo traigo a las páginas de Metrópoli. Pido a la mesa de debate que se comprometa y olvide corrección política y lugares comunes. En eso, Clos se agita: "Hay que actuar, hay que romper huevos para hacer una tortilla". Alguien tiene que ponerle el cascabel al gato. Clos ha levantado la voz mirando de frente y, de repente, en el auditorio, vuelve la ilusión: hay futuro. Alguien habla en positivo mirando hacia adelante, con visión. Se suelta el exalcalde: ¡a dónde vamos, situándonos en contra del Parque Eólico de l'Empordà! Es un lujo no querer tener molinos de viento en el mar. ¡Y qué pena de capacidad para desarrollar energías renovables tiene Cataluña, con la cifra más baja de toda España! También hay que hablar del aeropuerto del Prat y del puerto de Barcelona. La zona del Delta del Llobregat está antropomorfizada a tope. Pero ¿cómo continuamos discutiendo por la Ricarda? De lo que se trata es de estar a favor de la ampliación del aeropuerto. El...

Toni Cruanyes: “A vegades es guanya una guerra, però es perd la pau”

"He escrit 'La Vall de la Llum' perquè els meus fills coneguin el meu avi", confessa Toni Cruanyes. "El que vaig veure durant el confinament a la residència em va arribar tant, que no solament ho volia explicar al TN, i vaig fer-ne un llibre. Els avis no volien explicar la por als fills; però s'han obert amb els nets. La frase que més em repetia era 'teníem molta gana'." Podcast publicat el dia  4/05/2022 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio....

Sergi de Meià: “Quan menges bé, tens la sensació de volar”

La cuina catalana és la primera documentada del món al "Llibre de Sent Soví", del segle XIV. Ha revolucionat el món des de fa 700 anys, recorda el xef savi i humil. Diu: "Els sofregits i les picades són l'aportació més important que hem fet al món. Faig cuina lògica i desacomplexada amb productes de quilòmetre zero. Hem d'arribar a la sobirania alimentària: que les necessitats de tots els ciutadans estiguin cobertes. El meu últim plat són els espàrrecs amb cranc i llimona. A la cuina tens l'oportunitat de fer feliç la gent". Podcast publicat el dia 27/04/2022 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio....

Control interno, ministro

¿Se acuerdan de 'M. Rajoy'? La Audiencia Nacional, en la sentencia que condenó al PP por pagar un millón de euros en “b” a su extesorero Bárcenas, nunca supo aclarar quien estaba detrás del apunte M. Rajoy. Un jeroglífico difícil, sin duda. Ese es el país (España). Esa, su justicia y sus gobiernos; los de antes, los de ahora. Y es que estamos de enhorabuena: el ministro Félix Bolaños pondrá a los espías a espiar a los espías del CNI. Le llama “control interno”, un chiste. Y si llegado el caso fuera necesario, ofrece desclasificar ciertos documentos. Pero el caso no llegará. Total, ¿para qué? La verdad es tozuda, y se sabe que el programa Pegasus, con el que han espiado a más de 60 políticos, activistas y periodistas independentistas, fue adquirido por el CNI. Para espiar “al extranjero”, dicen. Pero de ahí a creer que el Gobierno estuviera detrás del espionaje de Catalunya, hay la misma distancia que entre M. Rajoy y Mariano Rajoy: una enormidad. ¿Y la tranquilidad espiritual que nos ofrece Bolaños, cuando suelta, que “estamos recuperando los afectos”, o que “comprende la preocupación e inquietud de los afectados”? Celebremos que esta vez el independentismo se haya puesto de acuerdo, al menos, para incidir en la irrupción del 'catalangate', diseñando una campaña de denuncia internacional, incluida la publicación en 'The New Yorker'. ERC incluso había insinuado al presidente del Gobierno que disponía de las pruebas del espionaje masivo. Pedro Sánchez requirió al CNI, y este respondió lo oficial: que en España solo se espía por orden judicial (cuando se ha espiado hasta a los abogados de los políticos independentistas juzgados por el Supremo). ¿La presión internacional hará mella en la meseta?¿El malestar de ERC repercutirá en su apoyo al PSOE, o se situará en el campo psicológico, al que el ministro es aficionado? Aunque, ahora que caigo, en el CNI espían mucho, pero un poquito mal. Pinchados los teléfonos desde antes del 1-O, no encontraron ni una urna. Control interno, ministro. Article publicat a El Periódico el dia 26/04/2022....

En nada, el quinto aniversario

Es deseable, honesto y hasta políticamente imprescindible que el independentismo catalán sea capaz de articular lo que denominamos un relato del 1-0 a las puertas de su quinto aniversario; pero no estoy nada segura de que tenga suficiente altura de miras para hacerlo. El 1-O de 2017 la población fue a votar un referéndum de independencia unilateral. Lo hizo convencida de que el gran apoyo ciudadano al derecho a decidir y la masiva participación en un acto democrático provocarían la negociación con el Gobierno de Mariano Rajoy. Votamos pensando que el éxito de la votación era la vía por donde se encaminaría el futuro. La población independentista ganó; los políticos independentistas perdieron. Ellos lo pagaron con la cárcel y el exilio. Todos, con la represión. Cinco años después vivimos en una autonomía diezmada por el ojo avizor del Estado. El catalán recula. Las simpatías por lo catalán, también. El error: no haber calculado que la esencia del imperio se sintetiza en el grito de “a por ellos”. Los textos legales que articulan el Estado acompañan a esas tres palabras, como las patatas fritas al bistec. Simplemente. Y ahora, visto lo vivido, hay que admitir que el 1‑O acabó siendo un acto de desobediencia pacífico y democrático, bien organizado y articulado –la policía española no descubrió ni una sola urna–, reprimido con una violencia vergonzante por el Gobierno del PP. Pero no ha dado lugar a ningún mandato democrático. ¿Instaurar la república catalana, dicen? En la llamada mesa de negociación no hay ni cubiertos, porque nadie cree que hoy por hoy se vaya a servir ningún plato político. El PSOE mira a la luna y sonríe. Esquerra tapa la desnudez política con el suntuoso traje del “como si”, y los ‘junteros’ ni siquiera están. Si los partidos independentistas fueran capaces de contar con palabras verdaderas los hechos acaecidos hace cinco años, sin confundir realidad con deseo, se abrirían, más grandes, las puertas del futuro. Sería un primer paso para una estrategia común. A Catalunya le conviene. A la independencia, también. Article publicat a El Periódico el dia 19/04/2022...

Marta Vives: “No es pot lluitar contra l’amor serè, perquè és invencible”

"Diguem-ne amor" és l'obra amb què s'estrena com a autora literària la nostra companya periodista Marta Vives. Després de relatar dotze històries reals, ens regala perles com aquestes: "L'amor és tenir cura d'algú en el pensament i l'acció"; "l'amistat femenina: com més gran em faig, més important la trobo"; "l'amor per cadascú és com un vestit. Té a veure amb la teva idea sobre ell i l'experiència viscuda"; "l'amor és l'únic motor perquè funcioni la humanitat". Podcast publicat el dia 13/04/2022 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio....

Cesc Gelabert: “L’art ha de tenir l’oportunitat de reiniciar mentalment la societat”

Mundialment aplaudit, Cesc Gelabert, ballarí, coreògraf, reflexiona suaument: és budista. "El moviment som nosaltres". "La dansa és un equilibri entre els diferents nivells de la persona: cos, ment i esperit". "M'he entrenat tota la vida per pujar a l'escenari i oferir-me al públic". "Cada vegada tinc més espai en la meva consciència per poder sentir i estar amb el públic". "L'art és art si el públic ho sent". "Un moviment es fa art quan és un somni compartit en estat de vigília, pel que el fa i pel que el rep". "El més important que he fet és crear un model de ballarí". Podcast publicat el dia 06/04/2022 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio...