© http://silviacoppulo.com!

El Periódico

Sílvia Cóppulo / Mitjans  / Premsa  / El Periódico

Test de antígenos: ¿dónde está el Gobierno?

Como si se tratara de un mercado de estraperlo, la farmacéutica me ofrece en una bolsita de plástico abierta de su propio establecimiento un conjunto de 10 hisopos -los palitos que se meten en la nariz-, las placas correspondientes y una botellita de reactivo. Lo ha organizado ella misma. “Es lo único que he podido encontrar. Son de uso profesional. ¿Cuántos sois de familia?” La ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirma justo antes de Navidad, que, “desde la calma y con la máxima anticipación”, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) emite autorizaciones temporales a los productores de tests de antígenos para solventar la escasez. Los tests deben llevar el marcaje de la UE. Las Comunidades Autónomas, véase Catalunya, no tienen competencias, lo cual, a mi entender, no significa que se deba quedar de brazos cruzados. Pero lo cierto es que muchos fabricantes autóctonos no han podido satisfacer en tiempo y forma la certificación; de manera que los tests que compramos en la farmacia se han fabricado en ¡China! ¿Que a cuánto me los han vendido? Pues soy afortunada, porque si hace unas semanas los adquirí a 4€, hoy solo me han costado 7€. Se llegan a vender a 12€. “Los compramos a quien podemos, al precio que nos piden”, me dirá otra farmacéutica, agobiada, durante mi peregrinaje en busca de tests. Me pregunto: ¿Dónde está el Gobierno, el español? ¿De verdad que el Govern, el catalán, no puede hacer nada de nada? Los fabricantes aseguran que, en otros países, como Francia y Alemania, las autoridades han facilitado los criterios restrictivos. Además, lo tests se pueden comprar en supermercados por unos 3€, o bien se reparten gratuitamente, como en Gran Bretaña. Ya sabemos que muchos tests de antígenos dan falsos negativos cuando no se tienen síntomas, y debieran de repetirse a las 48 horas, pero no podemos continuar sumidos en la más absoluta soledad. Estamos agotados. Necesitamos tranquilidad y mucho afecto. Señores y señoras que dirigen la sanidad española y catalana, pónganse las pilas y feliz año. Article publicat a El Periódico el dia 30/12/2021 ...

La felicidad, la mujer y la fatiga digital

Que el teletrabajo no es una panacea lo hemos ido descubriendo a lo largo de estos años de pandemia, especialmente para las mujeres, que ven cómo la sobreconexión digital perjudica a su salud. Casi tres de cada cuatro mujeres (71,4%) manifiestan sentirse estresadas frente a un 58,1% de hombres. La fatiga digital también agota más a las féminas (60,7%) que a los varones (46,3%), aunque todos y todas saben de sobras que la sobreconectividad digital no tiene nada de bueno. Son datos que arroja el último estudio que hemos realizado con Erola Palau en la UPF-BSM, a partir de una muestra paritaria de 608 personas de 95 empresas de Catalunya: “La sobreconexión digital en la empresa afecta especialmente a la salud de las mujeres”. En el ámbito emocional, mujeres y hombres mantienen posicionamientos antagónicos. Las teletrabajadoras afirman mayoritariamente que tantas horas de pantallas las hace sentirse solas. Los hombres se inclinan por lo contrario. Además, desde todos los puestos de las empresas, es sabido que una mayor disponibilidad de conexión no genera mayor productividad, sino que teletrabajar todos los días acaba por mermar el sentimiento de equipo, la creatividad y la adhesión a la empresa. Por ello, grandes corporaciones como Google intentan repetidamente volver a la presencialidad en edificios y estancias luminosas, de manera que ir a la oficina se transforme en una experiencia agradable que proporcione bienestar. Aprender a gestionar los tiempos Ante la nueva ola que genera la variante ómicron, sugerimos a las empresas dar un paso más en la simple recomendación de quedarse en casa para teletrabajar. Gestionar los tiempos es esencial: un tiempo para el trabajo, un tiempo para la vida personal y un tiempo para el descanso. Evaluación por objetivos. Conciliación y corresponsabilidad familiar para todos y todas. Comunicación más fluida y empática desde la dirección. Formación respecto al riesgo de conductas adictivas a la red y hasta configurar respuestas automáticas para que mails y whatsapps digan que, a algunas horas, para ser felices, necesitamos descansar. Article publicat a El Periódico el dia 16/12/2021...

Sang a la porteria

Sang a la porteria

Hi havia taques de sang al terra de la porteria de la finca de la plaça de Tetuan de Barcelona on van morir una parella immigrant i els seus dos fills petits, de 3 anys i 4 mesos. La família ocupava els baixos amb tres persones. Els veïns no s’expliquen l’origen de les taques: la mort per inhalació de fum no provoca ferides que sagnin. Als baixos hi malvivien fins a 10 persones. Altres ocupants del local van sortir a un celobert i es van salvar. L’incendi va poder ser un accident. O no. Dilluns a la nit, la policia havia acudit al lloc, avisada una vegada més pels veïns d’una forta discussió. Els mossos i els ocupants es coneixien bé. ¿De què serveix que l’alcaldessa afirmi que els propietaris de l’antiga sucursal bancària s’havien desentès del local, quan en realitat estan immersos en un enredat procés judicial? Els serveis socials de l’ajuntament hi havien acudit fins a sis vegades l’últim mes per prestar ajuda a la família. Els mossos tenien fitxada la finca pel perill que generaven unes instal·lacions de subministraments malmeses. Fa poc, els van tallar l’aigua i la dona acudia a la font pública del carrer amb garrafes. El Shaky, pakistanès, recollia ferralla per vendre-la. Aconseguia uns 50 euros diaris. No podia optar a un contracte regular. Ell i la seva dona, la Violeta, d’origen romanès, havien pagat 700 euros a una màfia per ocupar la finca per un any. Anteriorment, havien desemborsat mil euros per entrar en una altra finca a Badalona. Als mafiosos els interessa «vendre les claus» a famílies. Posa-hi un nen dins i serà més difícil que se’n vagin o que els facin fora. Les bandes mafioses discuteixen entre si: aquest negoci és meu, la meva part i no la teva del local. ¿Ho sap la policia? Sí. ¿Ho saben a l’ajuntament –que per cert disposa de pisos socials buits–? Sí. ¿Ho saben a la Generalitat? També. Aquesta ocupació no va d’ocupes, ni de locals suposadament abandonats; va de màfies que extorsionen la pobresa. Facin-hi alguna cosa. Article publicat a El Periódico el dia 2/12/2021...

Félix, amb pas ferm

«¿Per a què dormiré si el dia pot durar més?», es preguntava Félix Soria, operador logístic en una cadena de producció automobilística. Eren els temps en què passejava per Barcelona amb una síndria sota el braç, simbolitzant la terra. Avui 300 persones l’escolten amb respecte i en silenci. Celebrem la tercera edició de la Jornada ‘Salut mental i jo’, organitzada pel Grup Som Via al Col·legi de Metges de Barcelona.  Amb la més gran naturalitat i bon humor, m’explicarà que està diagnosticat d’un trastorn bipolar. «Ara estic eutímic. ¿No se’m nota?» Ell riu i tots riem; el que sap, que bé que es coneix. Quan es troba en el que denomina el procés de passar de dolç a una sensació vital llaminera, que de tan plaent voldria que no s’acabés mai, escriu un correu al seu psiquiatre i acorden modificar la medicació. «Clar que m’avinc amb ell, pel que m’hi va», deixa anar, divertit. I tornem a somriure. ¿Què sabem de la malaltia mental? Poc. I ens fa por. Des de fa vuit anys el Félix i altres persones amb diagnòstic mental, de totes les edats i condicions, fan xerrades a adolescents en centres educatius, explicant-los en primera persona qui són, les seves capacitats i les seves il·lusions en el programa ‘Ments despertes’. «Se li ha de donar la naturalitat més gran a una malaltia crònica i recurrent que m’acompanyarà tota la vida», em dirà desdramatitzant. I sintetitza: «En ple brot maníac, estàs fora». Escoltant-lo, el puc comprendre. Aquest és l’aprenentatge. El sento com una persona completa. La malaltia no el defineix. El seu coratge, sí. Avui el Félix està estudiant un mòdul d’Integració Social. Vol disposar de més coneixements per vincular-se al màxim a la salut mental i ajudar altres persones amb diagnòstic. «He guanyat molts punts; m’he empoderat. Jo era un nàufrag que arriba a la vora del mar». I es pregunta que i ara què. «Ho he passat molt malament en els set anys que vaig viure sense saber què em passava. Ara disposo del meu equip de salut mental. Són com un caminador, però el qui camina amb pas ferm soc jo». Gràcies, Félix. Article publicat a El Periódico el dia 18/11/2021...

Pederastes i víctimes en teràpia

Llegir els fragments del diari íntim del pederasta Víctor P., professor de la Salle Bonanova, que ha publicat EL PERIÓDICO provoca esgarrifances. En els seus manuscrits, en ocasions el Mario confessa la seva atracció cap als nois, com un turment interior. En d’altres, relata els seus jocs al llit, confonent-los amb una relació amorosa entre adults. En algun altre passatge, sense cap pudor, tracta els adolescents com simples objectes sexuals: quan l’avorreixin, els canviarà per d’altres. Víctor P. va amenaçar les seves víctimes fins i tot amb la mort perquè no revelessin el secret. Sentir atracció sexual pels nens i adolescents (pedofília) no comporta inequívocament passar a l’acte (pederàstia). Existeixen, a més, pederastes que no són pedòfils; les seves accions constitueixen simples abusos de poder. També n’hi ha d’afligits per alguna psicopatia, descriu la psicòloga i sexòloga Emma Ribas. Al darrere de trastorns alimentaris, relacions tòxiques o d’una activitat sexual compulsiva, es poden trobar víctimes d’abusos que ‘desconnecten’ dels seus cossos. També hi ha dones pederastes. La teràpia els ajuda a resignificar la seva sexualitat. A l’associació ‘Àngel Blau’, el suport terapèutic es dirigeix tant a pedòfils, com a víctimes. L’entitat segueix els passos de la que, a França, el 1988, fundés Latifa Bennari, que de nena va patir abusos. «Jo vaig ser víctima d’un abusador que no era pedòfil», m’explica una persona de l’associació, que encara no està preparada per deixar l’anonimat. En una mateixa taula de treball, en els ‘grups de paraules’, les víctimes d’abusos poden posar en paraules d’adults les vivències que es van mantenir ocultes de nens, i obrir així habitacions tancades per la vergonya i la ràbia. Es genera un efecte mirall. Si els abusadors empatitzen amb les víctimes dels abusos, podran modificar el seu objecte de desig sexual i connectar el seu plaer amb persones adultes. Si no ho aconsegueixen, afegeix la meva interlocutora, que es facin monjos budistes; perquè a un nen no se’l toca. N’hem de parlar. La dinàmica del secret és terrible. Article publicat a El Periódico el dia 3/11/2021 També disponible en castellà....

La tercera dosis se acerca

El doctor Oriol Mitjà, especializado en enfermedades infeccionas, viene a 'El divan' en Catalunya Ràdio y habla claro: "la vacuna contra el covid-19 debería ser obligatoria. El bien común está por encima del individual. Los políticos son lentos en tomar decisiones; no saben aceptar bien la ciencia. Son monstruos que se alimentan de la burocracia. No decidir que el pasaporte covid sea obligatorio genera el mal de la inacción. Las vacunas, cuantas más mejor; actúan como un recordatorio para nuestro sistema inmunológico. Y la tercera dosis es necesaria. Es como repetir una lección que no se ha aprendido bien. La necesitan las personas más vulnerables y también las de 60 a 69 años, que recibieron una vacuna menos potente, la Astra Zeneca". Mitjà vuelve a Papúa Nueva Guinea, después de este tiempo estresante de pandemia. Cree que este año el covid se “griparizará”, pero nos continuaremos infectando. Cierto. La velocidad de propagación del covid ha vuelto a subir en Catalunya. El repunte no se traduce en ingresos y la mortalidad también es menor, aunque el alcance de este aumento de contagios se verá en las próximas semanas. Así, pues, ¿habrá que administrar esa tercera dosis? ¿Cuándo? ¿A quién? Acudo a mi médico de cabecera, el doctor Antoni Sisó, presidente de la CAMFIC (Médicos de familia) y miembro del comité científico asesor de la Generalitat. Tomo nota: "el virus continúa existiendo con capacidad mutógena. La Agencia de Salud Pública Británica ha detectado una nueva variante, la Delta Plus, más contagiosa. Tarde o temprano, habrá que administrar esa tercera dosis a todo el mundo. En primer lugar, a las personas más vulnerables y enfermas. Después, a las mayores de 70 años, concomitantemente con la vacuna de la gripe. Finalmente, a todos. No hay que tener miedo a una tercera dosis, aplicada seis meses después de la segunda. En Israel ya lo están haciendo. Y la Astra Zeneca -afina Sisó- si bien podía ser menos protectora, tarda más que la Pfizer en perder capacidad inmunitaria". Hoy quiero compartir con ustedes las palabras de los que nos cuidan, para que continuemos cuidándonos. Article publicat a El Periódico el dia 21/10/2021...

Profesora, ¿puedo escribir en catalán?

Desde hace años doy clases en la universidad. Enseño liderazgo, comunicación corporativa e interpersonal y televisión y radio. En varios niveles académicos –del grado a distintos másteres–, en dos universidades públicas y una privada. Solo en una de las públicas, el idioma de las clases es el catalán; en el resto, la lengua vehicular es el castellano por decisión del equipo rector. Eso sí, el Plan Docente lo preparamos en catalán, castellano e inglés, para que los estudiantes le den a la pestañita de la web que más les apetezca. Creo que en Catalunya puede haber docencia también en castellano, pero no a costa de ir arrinconando el catalán, de manera lenta pero inexorable, hasta conseguir que aparezca como una excepción, algo que llega del pasado, casi una rémora. Celebro, por otra parte, que la oferta docente en inglés crezca. Pero, cuando hace pocos días una estudiante me pidió permiso para redactar una noticia en catalán y leerla ante el micrófono del locutorio de la facultad, me pregunté cómo hemos llegado hasta aquí, “normalizando”, distraídos, que el castellano lo cope todo. Es bonito el artículo del Estatuto de Autonomía que asegura que el profesorado tiene el derecho a expresarse oralmente y por escrito en la lengua cooficial que elija. ¡Y qué me dicen de la ley que garantiza que la lengua vehicular en la universidad es el catalán! Es nuestro deber y nuestro derecho encontrar el punto de equilibrio entre estar abiertos al mundo y blindar el catalán. No es ajeno a esta situación que el Gobierno constituya el proyecto 'El español, valle de la lengua', o que anuncie una inversión de 1.600 millones para el sector audiovisual, sin fijar porcentajes para las lenguas distintas del castellano. Sabemos que es esencial la producción audiovisual y la educación para promover el uso y el prestigio de los idiomas.Repetimos, como si de un mantra se tratara, que las lenguas son fuente de riqueza cultural y forman parte de la identidad de los pueblos. Pues coloquemos ahí nuestros esfuerzos redoblados. En la universidad, los videojuegos y el cine. Article publicat a El Periódico el dia 6/10/2021 ...

Todo ‘online’ y la empresa está perdida

La reunión ha sido un éxito. Aparentemente. El 'staff' directivo ha compartido 'online' el Plan de Empresa con la plantilla a través de un Power Point. Uno a uno, los directivos han mostrado organigramas, gráficos, flechas y cifras con movimientos deslizantes. Este año remontaremos. Los trabajadores ven su propia cara en un recuadrito del ordenador. Es obligatorio conectar la cámara y les cierran el micrófono; están acostumbrados. Los jefes se han dado la palabra unos a otros, eficientes. Dos horas de reunión unidireccional. La transmisión de la información ha sido un éxito. Pero la comunicación interpersonal vía digital es fría, lejana. Cuando McLuhan anunció que “el medio es el mensaje” no imaginaba que una pandemia nos obligaría a teletrabajar, y a sentirnos afortunados con esa solución de urgencia para mantener empresas, centros de formación y lugares de trabajo. Pero que todo aquello que necesitamos para avanzar y desplegar nuestro sentido de creatividad y de pertenencia a las compañías se vería afectado. El 'online' es el mensaje. ¡Que vuelvan a la oficina! Esa es la máxima de grandes corporaciones como Google o Facebook. La actual situación epidemiológica les ha obligado a retrasar la obligatoriedad de volver a los centros de trabajo hasta enero de 2022. Mientras tanto, en Nueva York y Londres amplían oficinas. ¿Por qué las empresas tecnológicas, que gozan de una conexión digital técnica total con sus empleados, priorizan la presencialidad? Los estudios que hemos realizado en el Observatorio de la Empresa de la UPF-BSM concluyen que la mayoría de los trabajadores en Catalunya siente fatiga digital y estrés. No desconectan de los dispositivos electrónicos en sus horas de descanso, sabiendo que están en su derecho laboral y es perjudicial para la salud. Y, económicamente, teletrabajar todos los días no comporta una mayor productividad. La conectividad 'online' complementa pero no sustituye la calidad y la visión colectiva que la relación humana genera. La sobreconexión digital conduce a la desconexión emocional y, si los trabajadores dejan de implicarse, la empresa está perdida. Article publicat a El Periódico el dia 24/o9/2021...

Si quieres compartir la vida, vacúnate

Acabo de salir del hospital. Aunque mantiene algo de carga vírica, su doctora ha permitido que, por primera vez, lo visitáramos enfundados en esa escafandra de protección. Lo ha visto mal, le augura poca vida. Pero como esta ciencia es muy inexacta; con tanto ahínco como dulzura, le he empujado a no ceder. “Mañana vuelvo. Eres un campeón. Ya sé que cuesta, pero deberías intentar comer un poquito. Con paciencia, pronto volverás a casa, ya verás. ¡Va, que tú puedes!”. Un leve gesto en el aire con la mano derecha me ha dado a entender que lo intentaría. Ojalá que sus órganos no le fallen. ¡Es tan mayor y lo he visto tan frágil! No quiso vacunarse y no le convencimos. Hoy me pregunto si fui demasiado condescendiente respetando su decisión. Quise creerme que prácticamente no salían y que el riesgo era poco menos que inexistente. Nunca explicó claramente los motivos, se sabía dueño de su posición. Era un no, y no se hable más. Cierto es que la vacuna de la gripe le ocasionaba muchos días de malestar, pero, supongo que creía que la vacuna contra el COVID le haría enfermar, quizá gravemente. Tenía miedo. Si ahora estaba bien, solo se trataba de continuar igual. ¡Qué gran error! ¿Se habría contagiado si hubiera estado vacunado? En caso afirmativo, ¿cómo habría evolucionado? Los supuestos no tienen respuestas. La realidad, sí, y es muy tozuda. Está ingresado y mal. No se trata de obligar a vacunarse contra el covid. Lo que a mi entender debiera ser obligatorio es el pasaporte covid. ¿Dónde? En todo el mundo. Como una verdad incuestionable. Las cifras son rotundas: la mayoría de las personas que mueren por covid no estaban vacunadas. Este verano he viajado. Para acceder a museos, hoteles, restaurantes y hasta tugurios de jazz en directo en París, había que mostrar la pauta completa de vacunación. El QR anclado en lo alto de los chats del wats. Solo así podemos minimizar las probabilidades de contagio cuando salimos a pasarlo bien. Sin ceder. Hay que tenerlo claro: si quieres compartir la vida, vacúnate. ¡Por quien más quieras! Article publicat a El Periódico el dia 12/o9/2021...

‘Pagarán por ello’

Veremos si el Tribunal de Cuentas considera válidos o rechaza los avales que el Govern ha presentado a través del ICF (Institut Català de Finances) para que no se embarguen los bienes por un importe de 5,4 millones a 34 exaltos cargos de la Generalitat. El conseller d’Economia, Jaume Giró, ha llevado a cabo un encaje de bolillos legal para que el ICF cubra la fianza de los 29 que se han acogido a ello; el resto avala con sus ahorros y sus viviendas. El Govern arriesga y su 'conseller' actúa con valentía y celeridad. “Es una cuestión de deber moral y de justicia”, defiende Giró. “El ICF tiene plena legitimidad para avalar”, añade. Los miembros independientes del ICF han presentado su dimisión. Tenían su mandato caducado, sí, pero parece más cierto que el miedo a la ruina personal y familiar provocada por los estamentos del Estado habita entre los funcionarios y cargos electos de Catalunya. El “van a pagar por ello” no es una expresión metafórica, ni únicamente política. No se trata ya de la cárcel o la inhabilitación. Se asemeja más a una venganza tribal: la ruina económica afecta a los encausados y a sus hijos. ¿Pagarán por actuar cómo? En este caso, por seguir la política exterior que emanaba de los programas electorales con los que los políticos llegaron al Govern y al Parlament, legalmente. Hablamos de conferencias y viajes. Ese es el talón de Aquiles del independentismo: la ruina económica familiar. Hemos dado pasos adelantados, pasando de aquel “descabezamiento político” sorayano a apoderarse del dinero de las cuentas o de los pisos familiares. Cada día tiene su afán, reza el refrán. El último lo protagoniza el TSJC. Cita al expresident del Parlament, Roger Torrent, actual 'conseller' d’Empresa i Treball, y a otros miembros de la Mesa como imputados por presunta desobediencia al TC, por admitir la tramitación de dos resoluciones en 2019, en las que se reivindicaba el derecho de autodeterminación y se reprobaba al rey Felipe VI. Ello ocurre el mismo día que aparece una nueva cuenta en Suiza vinculada al rey emérito huido, presunto ladrón, Juan Carlos I. Opinen ustedes.   Article publicat a El Periódico el dia 26/o7/2021...