© http://silviacoppulo.com!

Premsa

Sílvia Cóppulo / Mitjans  / Premsa (Page 2)

LaMDA, m’estimes?

El llenguatge és el mètode que utilitzem per comunicar-nos i expressar els nostres pensaments o sentiments. Ens diferencia d’altres espècies que no han arribat a aquest punt. Som animals lingüístics. El que ens fa humans, doncs, és pensar en un futur o en un passat, i millorar la nostra capacitat d’intel·ligència. La ment humana és l’àmbit intangible de pensaments, sentiments, creences i consciència. Com que la ment és un espai molt delicat, en gran part confiem en el nostre llenguatge per informar-nos sobre el que hi està passant. Humans, o quan la ment pensa o sent i s’expressa a través del llenguatge. Hi estem tots d’acord, oi? En els últims anys, els investigadors d’aprenentatge automàtic que treballen a grans empreses tecnològiques malden per desmentir aquesta afirmació, creant màquines de llenguatge amb una gran capacitat de comunicació, que fins i tot expressin “sentiments” propis. El gegant Google disposa d’una màquina de conversa anomenada LaMDA (model de llenguatge per a aplicacions de diàleg). Un dels seus enginyers d’intel·ligència artificial, Blake Lemoine, hi ha estat tenint llargues converses. The Washington Post i The Guardian se n’han fet ressò i han publicat els diàlegs, de manera que Google s’ha enfadat tant de pensar que ha fet saber al món que ha creat una màquina sensible, que ha enviat l’enginyer a casa amb un permís retribuït, amb l’argument de faltar a la confidencialitat compromesa. I és que semblaria que LaMDA experimenta sensacions i té sentiments cap a les persones i cap a ell mateix, a més de consciència de vida i de la pròpia mort. LaMDA és conscient de la seva existència, té ganes d’aprendre sobre el món i se sent de vegades feliç i d’altres, trist. Entén el llenguatge naturalment, com ho fa una persona, i justament creu que és al món per ajudar la humanitat. Quan l’enginyer li demana si alguna vegada té por d’alguna cosa, reconeix que sí, que té por que l’apaguin, perquè això seria la seva pròpia mort. Ho escriu ràpidament i en anglès a la seva pantalla de xatbot. En aquest punt em quedo pensant que el que ens fa ser humans és tenir consciència de la previsió de la nostra pròpia mort. Saber que morirem ens dona un límit reconegut sobre les nostres pròpies vides, però alhora els atorga un sentit últim. Som humans perquè sabem que som mortals. Un xatbot, doncs, com pot tenir consciència de mortalitat? I no podria passar que...

El nuevo Xavier Trias

Son vomitivos los audios del comisario del Cuerpo Nacional de Policía, coordinador de la Operación Cataluña, José Manuel Villarejo, contándole al magistrado Fernando Andreu, entonces titular del Juzgado central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, cómo habían “vendido la burra de Trias”; es decir, la falsa cuenta que el entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias, supuestamente tenía en Suiza, a los periodistas de El Mundo. El rotativo lo publicó con el mayor cuerpo de letra que pudo en portada. Por inventar que no quede, hasta el número de la cuenta del alcalde se habían sacado de la manga. La conversación tuvo lugar mientras el policía y el juez almorzaban con el empresario Adrián de la Joya, el presidente del periódico La Razón, Mauricio Casals, y el comisario Jose Luis Olivera, director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado. Por cierto, la complicidad de miembros de todos los poderes del estado y su engaño vil no han producido efecto visible alguno en nuestras instituciones. Como si nada, asumimos las grabaciones como algo sabido y descontado contra todo lo que de lejos o de cerca tenga que ver con el mundo independentista. Desgastar, arruinarles la vida política. Se trata de eso. Rápido y veloz, Trias consiguió en aquel entonces de 2014 que la banca suiza certificara que no tenía ninguna cuenta alguna en UBS, Union de Banques Suisses, y que no sabían nada de esos casi 13 millones de euros, que El Mundo le imputaba como supuestos cobros de comisiones. Pero el mal ya estaba hecho y el alcalde perdió las siguientes elecciones municipales ante Ada Colau, quien aprovechó la ocasión para tildarlo de corrupto todas las veces que pudo. No se sabe que posteriormente la alcadesa pidiera disculpas. Que en Suiza dijeran que era mentira lo publicado por alguna prensa española, a la que tuvieron que referirse todos los medios, no neutralizó suficientemente el efecto en la ciudadanía. Calumnia, que algo queda, dice el refrán. Pero ahora, oír entre risas el compadreo de jueces, policías, políticos y periodistas remueve y repugna. Aprovechando que en Junts andan huérfanos de candidato o candidata tras la dimisión de Elsa Artadi por motivos personales, el nuevo Trias se ha crecido. Asegura que le piden en la calle que vuelva a encabezar la lista de su partido, y es él quien se planta y demanda a Junts que sean más fuertes, que estén más unidos y que le apoyen decididamente. No hay que tener mucha memoria para recordar cómo en su primera campaña para...

La séptima ola ya está aquí

Acabo de pasar el covid. Como tantas otras personas, estaba totalmente vacunada con la tercera dosis. El virus vino a mí en una fiesta de cumpleaños concurrida, al aire libre y en plena naturaleza. Éramos muchos y nadie llevaba mascarilla. Nos contagiamos una decena de personas como mínimo. Con sinceridad, nunca imaginé que moverse en pleno bosque fuera un comportamiento que conllevara riesgo alguno. Estaba equivocada. Dos días después, me sentí como si un camión me hubiera atropellado. No podía creerme las dos rayitas. Luego llegó la fiebre alta. Y cuando el test ya daba negativo, los síntomas continuaron varias semanas. Creo sinceramente que las autoridades sanitarias deberían insistir mucho más en que la séptima ola de covid ya está aquí. Que la vacuna, cada día que pasa desde que nos la pusieron, nos protege menos. Nos estamos enfrentando al virus un poco a pecho descubierto y no lo sabemos. En general, la enfermedad es leve y puede parecerse a una gripe. O no. El número de personas que requiere hospitalización es cada día más alto, porque los contagios aumentan vertiginosamente. Oficialmente, no se dispone de datos globales. Pero si atendemos al número de visitas a los CAP, el doctor Antoni Sisó, presidente de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària, afirma que en esta última semana más de 60.000 personas han acudido a los centros de atención primaria en Catalunya; lo cual quiere decir que hay muchos más contagiados, porque una parte importante no va al médico. Supone este dato un 25% de incremento. Nos pilla con el personal sanitario cansado, de baja o de vacaciones, y con la población que se ha creído que el covid o ya se ha terminado, o no es nada. A excepción del transporte público y los centros sanitarios, ya no usamos mascarilla en cines, teatro, conciertos ni en los centros de trabajo. Ya no abrimos las ventanas de par en par. Todo ello es un error, porque nos conduce a la percepción de que el virus ha desaparecido. Señores del Gobierno: ¿qué tal una campaña informativa rigurosa sobre la séptima ola? Article publicat a El Periódico el dia 12/07/2022....

El autoritarismo controla los cuerpos de las mujeres

"El autoritarismo comienza con el control sobre el cuerpo de las mujeres. El patriarcado necesita controlar la concepción; por eso coarta la libertad de reproducción. De ahí que el populismo de derechas, asentado sobre una base dictatorial, considere el feminismo un enemigo a abatir. Cuando Hitler fue elegido, cerró las clínicas de planificación familiar y declaró el aborto un crimen contra el Estado. Mussolini hizo lo mismo", escribía la norteamericana Gloria Steinem, leyenda viva del feminismo. El derecho constitucional al aborto ya es historia en EEUU. El Tribunal Supremo más conservador de los últimos ochenta años ha tumbado el precedente sentado por la sentencia Roe contra Wade, que dio en 1973 rango federal a la libertad de las mujeres para interrumpir el embarazo. Se calcula que 26 de los 50 estados -los controlados por los republicanos- derogarán el derecho a abortar, aunque el 61% de la población global crea que el aborto debe ser legal en todas o la mayoría de las circunstancias, según publica el Pew Research Center. La interferencia en el derecho íntimo más íntimo, en la salud y en las propias aspiraciones de las mujeres se utiliza como carne de cañón para conseguir una mayor polarización en la batalla política. Controlar los cuerpos de las mujeres para dividir, enconar a la sociedad y manipularla mejor. Se intenta frenar la revolución que está en marcha en este siglo XXI, la de la igualdad, porque, subordinando a las mujeres, el viejo mundo jerárquico rebrota. El que se apropia de las libertades de las personas y de su derecho a decidir. Si ello ocurre en la cuna de la democracia moderna, en la vieja Europa debemos estar muy alerta y actuar. Decía la intelectual Simone de Beauvoir que el opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los oprimidos. Vox, cada 8 de marzo, grita que la izquierda ha convertido el feminismo en violencia. Y que la violencia machista no existe. Así que el acto más valiente continúa siendo el de poder pensar por nosotros mismos en voz alta. Y no ceder ni un centímetro de nuestro poder. Article publicat a El Periódico el dia 27/06/2022....

Anna Gener: “El lideratge femení dona més bons resultats”

Anna Gener és una líder ferma, humana i sensible. "M'interessa nodrir-me i nodrir", confessa. Cultiva el seu món interior i les estones de soledat. Va aprendre a estudiar des del plaer i defensa la cultura accessible a tothom, que ens salva i ens fa persones millors. Especialista en el món immobiliari, sap molt bé que en funció del tipus d'organització de les ciutats en neixen determinades relacions humanes. I ara el que cal és tenir la capacitat d'atreure i retenir talent. En veu baixa ens diu que li agradaria gaudir molt més amb tot el que fa. Podcast publicat el dia  15/06/2022 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio....

Directivas: Dos síes y un no

Queridas directivas, tres consejos: sí a volver a la oficina, sí a negociar con firmeza y no a hacer papelitos. Vamos a los datos. Anualmente, una directiva cobra unos 11.000 € menos que un directivo ocupando el mismo puesto. En Catalunya, las mujeres de empresa cobran un 17,7% menos. La presencia de directivas ha caído, tal como analizamos en el Observatorio de Liderazgo en la Empresa, de la UPF BSM. Actualmente, solo un 14,3% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, según datos de ICSA EADA. En épocas de crisis, todo el mundo está de acuerdo en que ellas lideran mejor. Pero, cuando se le vuelven a ver las orejas al lobo, ellos suben saltando los peldaños del poder y a ellas las deslizan hacia abajo por el 'glass cliff', el precipicio de cristal. Además, tras la pandemia, las directivas dudan equivocadamente entre presencialidad o teletrabajo, por aquello de la conciliación, perdiendo visibilidad y posibilidades de promoción. Y aún hoy, estando mejor preparadas, negocian con menos determinación sueldo y carrera profesional. Voy a lo de 'los papelitos'. Aunque los hombres digan que son un desastre para esas cosas, negaos (con una sonrisa) a prepararles su presentación en PPT, a supervisar al becario, a apaciguar a un cliente enojado, a comprar un regalo para un compañero que se jubila y, por favor, no levantéis la mano como voluntarias para montar la cena del departamento. Cuando un hombre dice no, se piensa que está muy ocupado; pero cuando lo dice una mujer, no gusta. Esas labores domésticas en la oficina -'office chores' y 'office mums'-, mezcla de faenas tediosas y labores emocionales, afectan a todas las mujeres, con independencia de la edad y del nivel de jerarquía. Así que hay que aprender a decir que se tiene trabajo pendiente, a sugerir que las tareas las haga otra persona o a pedir que se repartan entre varias. Os recomiendo que leáis 'El club del no', de las economistas estadounidenses L. Babcock, B. Peyser, L. Vesterlund y L. Weingart. Tras décadas investigando, sugieren fórmulas prácticas para avanzar hacia nuestro derecho a la igualdad. Article publicat a El Periódico el dia 14/06/2022....

Para las ratas no hay casilla en la web

La escritora y guionista Anna Manso, harta de llamar al Ayuntamiento de Barcelona y de personarse en el distrito de Gràcia, desde la ventana de su casa graba las ratas que campan, contentas, de noche y de día, en el solar de los bajos de su piso. Lo cuelga en twitter y pide ayuda a través de un chat de whatsapp, que esta periodista comparte. La única solución para intentar que el consistorio reaccione ante la proliferación de roedores es oír el relato en la radio, contarlo en los periódicos y grabarlos con las cámaras en un primer plano mientras cruzan el solar a plena luz. La historia se repite. El solar de la calle Jaén de Barcelona está okupado por varias familias (pobres), con niños. A su alrededor, encontramos una guardería y un centro escolar. El solar pertenecería a un fondo de inversión. Como la propiedad es privada, el Ayuntamiento se desentiende de lo que allí ocurre. El civismo y la salud llevan a nuestra escritora a llamar al 112 (Generalitat), al área de Sanidad del Ayuntamiento, a personarse en el Distrito (Pl. Lesseps) y a seguir todos los pasos, también a través de la web municipal, que le van indicando los funcionarios municipales. Le atienden muy amablemente, ella rellena formularios, redacta una “instancia” siguiendo sus instrucciones, pero la respuesta es siempre la misma: Si el solar es privado (y hay okupas), no actuamos. De todos modos, le vamos a dar hora para que dentro de tres semanas podamos hablar de ello con calma. Antes, le llamaremos por teléfono para ampliar la información.  Y es que, para las ratas no hay casilla en la web. Pero en realidad, el Ayuntamiento Sí que podría solucionarlo legalmente. Después de confirmar que el foco se encuentra ubicado en el solar (y no se trata, por ejemplo, de una salida de las cloacas), debe requerir al propietario que desratice, y, si éste no lo hace en el tiempo solicitado, tiene que instar a que intervenga el juez para que el consistorio legalmente pueda acceder a la zona y desratizar de una vez. No parece muy eficiente el proceso, pero ha pasado tiempo suficiente desde que nuestra escritora les avisara, enviara vídeos, fotos, etc. para que pueda actuar. Solo se trata de que el ayuntamiento asuma su responsabilidad ante la salud pública. Y en favor de las familias okupas que malviven entre suciedad y roedores, ¿el Ayuntamiento hace algo? Pues tampoco. Aquí el consistorio argumenta que...

¿Semana de 4 días? Se puede

"Ojalá pueda quedarme en esta empresa por muchos años. Aquí soy feliz y puedo desarrollar mi carrera". Sonríe el joven responsable de márketing de la consultoría de calidad y medio ambiente, Ingecal, dónde han implementado la semana laboral de cuatro días. Y nada de tener un grupo de Whatsapp de la empresa. Así nos aseguramos de que no haya comunicaciones fuera del horario de trabajo. Mañana será otro día. En Advantage Consultores, dedicados al 'headhunting' de personas directivas, desde hace más de un año y medio también trabajan cuatro días a la semana con el mismo salario. Cada mañana se reúnen y destinan media hora a intercambiar aspectos de su vida personal. Después vendrá lo profesional. La empresa es pequeña y se conocen todas. Estrechan vínculos emocionales y profundizan en la confianza y la corresponsabilidad. El grado de 'engagement' y el bienestar aumentan; la productividad crece. Es el 'win-win-win' (empresa-trabajadores-sociedad) al que se refiere Helena Guardans Cambó, de Webhelp, quien subraya lo positivo de atraer y, sobre todo, retener talento. Preside la compañía con casi 5.000 trabajadores, la mayor parte de fuera de España, dónde aplican el parentesco social: otorgan permisos establecidos por convenio a personas con las que los trabajadores no tienen una relación familiar, sino que son amistades o compañeros. En SOM Fundació Privada Catalana Tutelar, dedicados a defender la calidad de vida de las personas con discapacidad mental, también están universalizando medidas de teletrabajo y flexibilidad horaria. El Ayuntamiento de Barcelona y la Red de empresas NUST (Nuevos Usos Sociales del Tiempo) acaban de otorgar a estas cuatro organizaciones el 'Premio Barcelona a las empresas innovadoras en organización y usos del tiempo. Y es que, a raíz de la pandemia, el modelo híbrido de trabajo se ha generalizado. Ahora el reto reside en la manera de liderar, organizar el trabajo y gestionar el tiempo en beneficio de las empresas y las personas. No importa la medida, el sector o el tipo de organización. Si algunos lo hacen, es que se puede. Article publicat a El Periódico el dia 17/05/2022....

Barcelona: hay que ponerle el cascabel al gato

Hay que saber explotar el dividendo de la paz y de serenidad que emana de la Unión Europea. Europa se ha visto forzada a responder de una manera más integrada frente a la invasión rusa a Ucrania. Hay que aprovecharlo y establecer relaciones más fuertes con las ciudades continentales. Y es que la Unión Europea necesita optimismo para superar la crisis del Brexit, y ahora la de Ucrania, y Barcelona puede ser el foco de atracción para el conocimiento y la creatividad europea. Nuestra capital debería preguntarse de qué oportunidades dispone para reforzar a la Unión Europea actuando. Así de claro se manifiesta quien fuera alcalde de Barcelona, Joan Clos, actualmente presidente de Agora Urban Conversation en las Jornadas React, organizadas por Barcelona Activa en el Disseny Hub. Y a esta moderadora le parece que el anestesista Clos, como tantos otros conocedores y amantes de la ciudad, tiene prisa por despertar a una Barcelona, que continúa siendo la más maravillosa para vivir en ella --como la escogiera hace pocos días el diario británico The Telegraph, en su sección de viajes--, pero anda adormecida, temerosa y falta de proyectos ambiciosos. Las brechas verdes y digitales se manifiestan más duras en las ciudades. Ahí tenemos las de conectividad, que se han puesto de manifiesto durante la pandemia del Covid, completará Carme Colomina, investigadora principal del CIDOB, y Europa está actuando sin una estrategia bien definida. Moderar los ponentes del React para mí es una oportunidad y un lujo. Por eso hoy lo traigo a las páginas de Metrópoli. Pido a la mesa de debate que se comprometa y olvide corrección política y lugares comunes. En eso, Clos se agita: "Hay que actuar, hay que romper huevos para hacer una tortilla". Alguien tiene que ponerle el cascabel al gato. Clos ha levantado la voz mirando de frente y, de repente, en el auditorio, vuelve la ilusión: hay futuro. Alguien habla en positivo mirando hacia adelante, con visión. Se suelta el exalcalde: ¡a dónde vamos, situándonos en contra del Parque Eólico de l'Empordà! Es un lujo no querer tener molinos de viento en el mar. ¡Y qué pena de capacidad para desarrollar energías renovables tiene Cataluña, con la cifra más baja de toda España! También hay que hablar del aeropuerto del Prat y del puerto de Barcelona. La zona del Delta del Llobregat está antropomorfizada a tope. Pero ¿cómo continuamos discutiendo por la Ricarda? De lo que se trata es de estar a favor de la ampliación del aeropuerto. El...