© http://silviacoppulo.com!

Premsa

Sílvia Cóppulo / Mitjans  / Premsa (Page 3)

Control interno, ministro

¿Se acuerdan de 'M. Rajoy'? La Audiencia Nacional, en la sentencia que condenó al PP por pagar un millón de euros en “b” a su extesorero Bárcenas, nunca supo aclarar quien estaba detrás del apunte M. Rajoy. Un jeroglífico difícil, sin duda. Ese es el país (España). Esa, su justicia y sus gobiernos; los de antes, los de ahora. Y es que estamos de enhorabuena: el ministro Félix Bolaños pondrá a los espías a espiar a los espías del CNI. Le llama “control interno”, un chiste. Y si llegado el caso fuera necesario, ofrece desclasificar ciertos documentos. Pero el caso no llegará. Total, ¿para qué? La verdad es tozuda, y se sabe que el programa Pegasus, con el que han espiado a más de 60 políticos, activistas y periodistas independentistas, fue adquirido por el CNI. Para espiar “al extranjero”, dicen. Pero de ahí a creer que el Gobierno estuviera detrás del espionaje de Catalunya, hay la misma distancia que entre M. Rajoy y Mariano Rajoy: una enormidad. ¿Y la tranquilidad espiritual que nos ofrece Bolaños, cuando suelta, que “estamos recuperando los afectos”, o que “comprende la preocupación e inquietud de los afectados”? Celebremos que esta vez el independentismo se haya puesto de acuerdo, al menos, para incidir en la irrupción del 'catalangate', diseñando una campaña de denuncia internacional, incluida la publicación en 'The New Yorker'. ERC incluso había insinuado al presidente del Gobierno que disponía de las pruebas del espionaje masivo. Pedro Sánchez requirió al CNI, y este respondió lo oficial: que en España solo se espía por orden judicial (cuando se ha espiado hasta a los abogados de los políticos independentistas juzgados por el Supremo). ¿La presión internacional hará mella en la meseta?¿El malestar de ERC repercutirá en su apoyo al PSOE, o se situará en el campo psicológico, al que el ministro es aficionado? Aunque, ahora que caigo, en el CNI espían mucho, pero un poquito mal. Pinchados los teléfonos desde antes del 1-O, no encontraron ni una urna. Control interno, ministro. Article publicat a El Periódico el dia 26/04/2022....

En nada, el quinto aniversario

Es deseable, honesto y hasta políticamente imprescindible que el independentismo catalán sea capaz de articular lo que denominamos un relato del 1-0 a las puertas de su quinto aniversario; pero no estoy nada segura de que tenga suficiente altura de miras para hacerlo. El 1-O de 2017 la población fue a votar un referéndum de independencia unilateral. Lo hizo convencida de que el gran apoyo ciudadano al derecho a decidir y la masiva participación en un acto democrático provocarían la negociación con el Gobierno de Mariano Rajoy. Votamos pensando que el éxito de la votación era la vía por donde se encaminaría el futuro. La población independentista ganó; los políticos independentistas perdieron. Ellos lo pagaron con la cárcel y el exilio. Todos, con la represión. Cinco años después vivimos en una autonomía diezmada por el ojo avizor del Estado. El catalán recula. Las simpatías por lo catalán, también. El error: no haber calculado que la esencia del imperio se sintetiza en el grito de “a por ellos”. Los textos legales que articulan el Estado acompañan a esas tres palabras, como las patatas fritas al bistec. Simplemente. Y ahora, visto lo vivido, hay que admitir que el 1‑O acabó siendo un acto de desobediencia pacífico y democrático, bien organizado y articulado –la policía española no descubrió ni una sola urna–, reprimido con una violencia vergonzante por el Gobierno del PP. Pero no ha dado lugar a ningún mandato democrático. ¿Instaurar la república catalana, dicen? En la llamada mesa de negociación no hay ni cubiertos, porque nadie cree que hoy por hoy se vaya a servir ningún plato político. El PSOE mira a la luna y sonríe. Esquerra tapa la desnudez política con el suntuoso traje del “como si”, y los ‘junteros’ ni siquiera están. Si los partidos independentistas fueran capaces de contar con palabras verdaderas los hechos acaecidos hace cinco años, sin confundir realidad con deseo, se abrirían, más grandes, las puertas del futuro. Sería un primer paso para una estrategia común. A Catalunya le conviene. A la independencia, también. Article publicat a El Periódico el dia 19/04/2022...

Por ampliar transporte público no me viene nada

"Por ampliar transporte público no me viene nada", me responde la trabajadora del 010. ¿Dónde lo ha leído u oído, pregunta profesionalmente? Como si de una maldición bíblica se tratara, las últimas obras en la plaza de las Glòries de Barcelona han durado siete años. Y ahora aún es más lento conducir por sus túneles, una vez abierta la circulación en los dos sentidos de la marcha. Los 43.000 vehículos que entran cada día en la ciudad ya lo hacen bajo tierra. Los tres carriles de la C-31 que se incorporan a Barcelona están regulados por semáforos. Uno es para el transporte público, el otro obliga a girar por Padilla, y el último continúa por Gran Via. Las indicaciones para salir de esta vía son tan complejas que no caben en esta columna. Se trata de eso, de hacerle la vida imposible al tráfico particular. Quién avisa no es traidor, han pensado en el Ayuntamiento de Barcelona. Y, consecuentemente, el gerente de Movilidad e Infraestructuras, Manuel Valdés, advierte de que, con la puesta en marcha del túnel de entrada, se provocará un incremento de las retenciones en hora punta los días laborables. Hasta que los conductores se habitúen, añade. Efectivamente, el lío para entrar en Barcelona por les Glòries ya es mucho mayor. En realidad, Valdés no quiere decir que dentro de unos días las retenciones vayan a menos, sino que ya nos habremos acostumbrado al nuevo caos circulatorio. Pero como no hay que perder nunca la confianza en las instituciones, esta periodista además de llamar al servicio de información ciudadana, se ha puesto en contacto también con el departamento de prensa, que canaliza las demandas de los medios, para conocer qué servicio de movilidad pública ha aumentado. Aún hay margen para que el transporte público se recupere y tenga más usuarios después del covid, responden. En síntesis, no es que se amplíe el transporte público; es que el hacha de guerra a lo privado continúa en lo alto. Total plaza de las Glòries, 200 millones. Article publicat a El Periódico el dia 05/04/2022. ...

Collboni: “Yo seré el candidato”

“Yo seré el candidato y estoy convencido de que no habrá primarias”, me responde Jaume Collboni, primer teniente de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, cuando le pregunto si tiene asegurada la candidatura por el PSC en Barcelona. Matiza acto seguido: “Y si alguien quiere presentarse en mi contra, pues deberá utilizar precisamente ese mecanismo: las primarias. Pero creo que no habrá más candidatos”. Con un 30% de la población barcelonesa que no le conoce, según el último Barómetro Municipal, Jaume Collboni ha salido del despacho, pisa más las calles, da conferencias y se deja ver por los medios de comunicación. Al fin, no es que se juegue la alcaldía, que tanto dice ilusionarle, es que ahora mismo ya está en juego su candidatura. El PSC amenazó con un sondeo antes de las vacaciones de verano para encontrar al mejor candidato. Miquel Iceta o la flagrante delegada del Gobierno, María Eugenia Gay, son nombres que han sonado con fuerza. Que Salvador Illa, en la reciente convención del PSC aclamara “Hay Collboni para rato”, y que Jordi Hereu sea el jefe del comité asesor de su candidatura a la alcaldía, señala que el candidato socialista puede continuar siendo Jaume Collboni, pero a la vez, que la candidatura necesita mejorar. ¿Quién fue el teniente de alcalde de Pasqual Maragall? ¿O de Joan Clos o de Xavier Trias? Ser el segundo en el gobierno municipal no facilita ser visualizado, si no se trata de un objetivo claro y contundente desde el minuto uno. “Somos exigentes y leales con el gobierno de los comunes”, añade Collboni. Difícil contemporización, que hoy por hoy no ha facilitado que la población tenga claro qué es responsabilidad de unos y de otros. “Se trata de un gobierno de coalición muy equilibrado: 55%-45%, y a la ciudad no le conviene el ruido de batallas políticas o salidas de tono, como las que se viven en el gobierno de España de manera continuada entre el PSOE y los podemitas”, puntualiza el teniente de alcaldía para justificar que no quieran salir del gobierno municipal y marcar perfil propio deliberadamente. Les separan, por ejemplo, la posición respecto a las superillas. Collboni dijo sí a la ampliación del aeropuerto del Prat para facilitar la recuperación económica de Barcelona o al Museu Hermitage (antes de la invasión rusa a Ucrania) frente al no de Colau, También está a favor de que vengan a la capital catalana grandes festivales. El Primavera Sound estuvo en entredicho, y al final se ubicará (por ahora) una semana...

Rufián a quemarropa

Sal gruesa. Bien dirigida. Atinada en forma y fondo. Sabe bien qué dice y cómo. Ese es su papel en Esquerra. El rol que él mismo se ha forjado y le ha llevado a ser el número uno en Madrid. Rufián actúa como un charnego 'indepe' de barrio, que las suelta con desvergüenza. De ahí, su tirón electoral. Ha ganados dos elecciones, y las encuestas le juegan a favor. Con él se identifican votantes que, de otra manera, se escaparían hacia el ala roja del hemiciclo. Claro que, ese soltarlas sin contemplaciones, con posado chulesco, está dirigido esencialmente a sus socios de Govern, Junts, donde el de Esquerra quiere potenciar el marco mental de que anida la llamada gente de orden, a la que hay que enviar dardos hoy sí y mañana también. Se trata de comerles el terreno y desgastarlos, con estruendos circenses y luces de colores. Por algo él encarna la supuesta superioridad moral del pueblo llano. No es irrelevante que, para disimular los errores de un 'conseller' de Educació (ERC), que ha vivido una mala semana, superado por días de huelga y movilizaciones de los maestros, Rufián acordara con su partido que, en plena invasión de Rusia a Ucrania, no desaprovecharía el contexto para soltar aquello de “…son señoritos, que se paseaban por Europa, reuniéndose con la gente equivocada, porque así se creían que eran James Bond”, a propósito de los contactos que personas próximas a Carles Puigdemont han tenido con supuestas autoridades rusas para conseguir su espaldarazo. Nunca está de más tirar a matar a Junts para ir alimentando un caldo de cultivo de desmoronamiento del actual Govern independentista y construir la alternativa tripartita de izquierdas. Y al final está lo suyo. Que en Esquerra le quieren ver en las municipales de Santa Coloma de Gramenet para arañar votos y quien sabe si la alcaldía a los socialistas. No le entusiasma la idea, pero se deja querer a condición de no perder su escaño y su portavocía en el Congreso de los Diputados, que ahí vive el poder. Rufián tiene instinto político y no se equivoca. Junts pica el anzuelo rasgándose las vestiduras y encumbrando la necedad. Article publicat a El Periódico el dia 22/03/2022 ...

Al rey ladrón, ni vuelta ni perdón

Preocupados por la guerra en Ucrania, la fiscalía aprovecha el momento y archiva todas las investigaciones sobre el rey Juan Carlos I. No ha podido establecer, dice, la vinculación entre los 64,8 millones que el rey de Arabia le entregó a través de una fundación en Suiza con la adjudicación del AVE. El uso de tarjetas opacas y el fondo en el paraíso fiscal de Jersey siguen la misma suerte. Y aunque la Fiscalía advierte de la posible existencia de delitos fiscales, pues tampoco nada, porque se hubieran cometido en la época en que Juan Carlos era rey y, por tanto, él mismo y los delitos cometidos, o ya han prescrito, o resultan inviolables. Además, el emérito ya regularizó en dos ocasiones las posibles deudas con el fisco con un total de más de cinco millones, que, aunque son poco más que el chocolate del loro, resultan efectistas. Así pues, Juan Carlos puede sentirse legitimado para volver a España sin ninguna cuenta legalmente pendiente. Solo se trata de encontrar la mejor fórmula y el momento adecuado para que los españolitos digieran que los reyes en España pueden continuar robando impunemente en el siglo XXI. Ahí están los artilugios legales para escudarlos. Lo que no veo son manifestaciones en la calle. ¿Dónde están las pancartas con “Juan Carlos, quédate en Abu Dabi” o “Juan Carlos, ladrón, ni vuelta ni perdón”? El Gobierno a través de su portavoz Isabel Rodríguez asegura que la vuelta de Juan Carlos I a España es una cuestión privada, pero que debe dar explicaciones. Vamos, un chiste. Como si se tratara de un niño que ha roto la hucha para comprarse cromos. ¿Un privado que se explique, o un rey que fuerza sus prebendas para robar -supuestamente- a su pueblo y vuelve para seducirle? Me imagino las declaraciones en TVE para hacer frente a sus escándalos con un bastón de abuelo sosteniéndole, ligeramente encorvado, bien vestido y afeitado, voz queda y una sonrisa suave. Oiremos una versión actualizada del “Lo siento, no volverá a ocurrir” y le regalaremos el botín. Si no reaccionamos ahora, nos merecemos reyes que nos roben por los siglos de los siglos.   Article publicat a El Periódico el dia 08/03/2022...

El sexismo cotidiano

El sexismo es cotidiano y se da en todos los niveles sociales, incluso entre la élite política. ¿Avergüenza? No lo suficiente, si continúa mostrándose “normalmente” en público y ante los medios de comunicación. Hace muy pocas semanas, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sufrió un nuevo desaire machista ante la pasividad del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; esta vez en la Cumbre de la UE con la Unión Africana, celebrada en Bruselas. El ministro de Exteriores de Uganda, Jeje Odongo, pasó de largo sin dirigir ni una sola palabra a Von der Leyen, para ir a saludar directamente con un fuerte apretón de manos y conversar con los hombres que acompañaban a la líder: el propio Michel y el presidente francés, Emmanuel Macron. Hace un año, durante una visita al presidente Recep Tayyup Erdogan en Ankara, a la presidenta se la relegó a sentarse en un sofá, mientras el presidente del Consejo ocupaba una silla junto al dirigente turco. Michel tampoco reacción en aquella ocasión.   Nueve de cada diez personas tienen prejuicios contra las mujeres Y ahí van los datos: solo el 14% de las mujeres y el 10% de los hombres del mundo no tienen ningún sesgo o discriminación en relación al género de las personas. O sea, cerca del 90% de la población mantiene algún tipo de prejuicio contra las mujeres según un informe de la ONU (2020) que analiza el “techo de cristal” de las mujeres y cómo romperlo. El estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que incluye a 75 países que comprenden a un 80% de la población mundial, destaca también que, aproximadamente la mitad de los hombres y las mujeres del mundo consideran que los hombres son mejores líderes políticos que las mujeres. Asimismo, más del 40% opina que los hombres son mejores ejecutivos empresariales y que tienen más derecho a ocupar un empleo cuando el trabajo escasea. Otros estudios se sitúan en la misma línea, la de otorgar a las mujeres una menor capacidad en el ejercicio del poder y del liderazgo, circunstancia que justificaría su escasa presencia en los puestos directivos, tanto políticos como empresariales. A partir de esa creencia, se justifica el status quo de que las mujeres estén tan poco representadas en los consejos de dirección de las grandes empresas, porcentaje inferior al 25% actualmente en más de la mitad de las empresas españolas   En época de crisis, las mujeres lideran mejor En los primeros meses de la pandemia, cuando se empezaban a analizar las diferentes respuestas que los países...

Comisión Bilateral: Se traspasa la nada

Sale de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat eufórica. Es un acuerdo histórico, asegura la ministra Isabel Rodríguez. Está radiante: la estación meteorológica del Turó de l’Home se ha traspasado al Govern, después de 10 años de que la Moncloa no traspasara nada a la Generalitat. Claro que, cuando corría el año 2009, el Gobierno catalán, en aquel entonces del tripartit, ya anunció la cesión del centro atmosférico. Les sugiero, para ser fieles a la histórica realidad, que en la puerta principal de la estación meteorológica ubicada en Fogars de Montclús se añada un letrerito con la consigna “se traspasa”. Son muchos los reunidos: el vicepresidente J. Puigneró, la 'consellera' de Presidència, L. Vilagrà, el 'conseller' de Economia, J. Giró, y la delegada del Govern, E. Capella. Con la ministra de Política Territorial, acuden los secretarios de Estado de Política Territorial, Hacienda y Relaciones con las Cortes y la delegada del Gobierno, M. E. Gay. Todo va muy rapidito. La comisión se levanta de las sillas en menos de una hora. Así no hay peligro. El Gobierno dirá que se ha entrado en un espacio de normalidad en las relaciones con Catalunya. Y lleva razón. Lo 'normal' -concepto estadístico donde se sitúa la mayoría- es que el Gobierno toree a la Generalitat y salga al ruedo en busca de aplausos tras la faena. La parte española no aceptó incorporar a la reunión temas de fondo, como las inversiones pendientes en Catalunya. Pero sería injusto no reconocer un preacuerdo sobre el Ingreso Mínimo y un pacto para crear tres comisiones de trabajo, una de ellas sobre becas, para discutir lo discutido toda la vida: que el dinero para los estudiantes de las universidades catalanas se traspase al Gobierno de Catalunya. "El Estado no tiene ninguna intención de corregir la financiación injusta", valoró Giró. "Catalunya continúa no siendo una prioridad para el Gobierno del Estado", concluía Puigneró. La ministra Rodríguez sonríe, felicitándose. Necesita la reunión para poder venderla comunicativamente. Pero en la foto no se aprecia lo conseguido: el 'como si', la vacuidad. Article publicat a El Periódico el dia 24/02/2022 ...

Barcelona, pionera en desconexión digital

Barcelona fue la primera. Más tarde le siguieron Valladolid y Valencia. Muchos otros municipios, como un goteo continuado, se inspiran en la capital catalana para pautar saludablemente y con efectividad el teletrabajo. Apenas dos meses después de que la pandemia por el Coronavirus sacudiera nuestras vidas, en mayo de 2020, la Dra. Sara Berbel, psicóloga social e investigadora, a la sazón gerente municipal de Barcelona --que lleva la dirección ejecutiva de todas las gerencias, así como de los institutos y las empresas que forman el grupo municipal del Ayuntamiento de Barcelona-- firmó unas Instrucciones para proteger a los trabajadores públicos. Horarios, recursos, herramientas de trabajo, quien las paga y formación específica quedaron especificadas en las Disposiciones, que especialmente regulan el derecho a la desconexión digital de las personas. Se subraya que el personal que teletrabaja tiene derecho a que se le garantice su derecho a desconectarse digitalmente fuera de las franjas de disponibilidad horaria obligatorias. No hay que enviar correos electrónicos ni mensajes de telefonía con temática laboral desde las 20:00 horas hasta las 07:30 de la mañana (momento en que empieza la franja de disponibilidad flexible del horario), ni en fines de semana o vacaciones, excepto en casos de necesidad o urgencia. Así mismo, las reuniones online deben celebrase en las franjas de disponibilidad obligatorias; es decir de 09:30 a 14:00 horas. Se indica también que los jefes deben de trasladar claramente las directrices del trabajo que hay que desarrollar, señalando los objetivos que alcanzar, a la vez que deben establecerse mecanismos para asegurar el contacto entre las personas, a fin de evitar el aislamiento ocupacional. Incluso señala que, en caso de dos progenitores, se considera conveniente que las medidas de flexibilidad horaria se soliciten por ambos, garantizando la equidad de género y manteniendo un equilibrio en el reparto de tareas domésticas y cuidados familiares. Les felicito, y ahora les cuento el porqué. En el Observatorio de Liderazgo en la Empresa de la UPF-Barcelona School of Management, hemos investigado cómo hay que liderar presencialmente y en remoto en tiempos de pandemia.  Y hemos visto también qué repercusiones negativas conlleva la sobreconexión digital, especialmente para las mujeres, que, ingenuamente, retardan su vuelta a la oficina para poder cuidar a los suyos, perdiendo oportunidades de promoción laboral (que se desarrollan en lo presencial) y aumentando sus cargas de responsabilidad familiares. El 94,7% de todos nosotros atendemos mensajes laborales fuera de nuestro horario laboral, aunque ello no aumenta nuestra productividad. Justo lo contrario, estamos tan estresados y fatigados digitalmente, que la sobreconexión nos...

Democracia defectuosa e independentismo

España constituye una “democracia defectuosa”, según 'The Economist'. El prestigioso semanario británico publica cada año un índice de calidad democrática. España ya había sido advertida de poder perder la categoría de “democracia plena” a raíz del tratamiento judicial del conflicto político con Catalunya. El enquistamiento de la renovación del Consejo General del Poder Judicial también puntúa en negativo. Es decir, es precisamente la falta de independencia judicial lo que lleva a España a aparecer como lo que vivimos cada día: judicialización de la política y pobreza democrática. En esa línea se sitúan las recientes declaraciones del exministro de justicia e interior socialista, Juan José Belloch: “Catalunya genera un problema institucional mayor que el terrorismo… Todavía se requiere de alguna otra derrota del independentismo para que reaccionen”, que no andan lejos de las del desaparecido ministro de exteriores Francisco Fernández Ordoñez, miembro también de un gobierno de Felipe González hace más de 30 años: “El problema no es el País Vasco ni ETA, que desaparecerá. Catalunya a la larga generará más problemas”. Mariano Rajoy desvió a la justicia el problema territorial. “Lo que más se parece a un político de derechas español es un político de izquierdas-cuando se trata de defender la unidad de España-”, afirmaban Josep Pla y Miquel Roca. La población independentista ganó el 1-O; pero el 27-O, los políticos independentistas perdieron. ¿La cárcel dictada por el TS, el exilio y el escarmiento mantenidos no se lo hace evidente? ¿Cómo, pues, contando con el apoyo de la mayoría, son incapaces de definir una mínima estrategia común y de no sucumbir ante todas y cada una de las embestidas que les lanza el poder judicial con la ayuda del administrativo (JEC)? “Divide y vencerás”, reza la máxima latina. El episodio vivido por la pérdida del escaño del diputado Pau Juvillà da la razón a Belloch. Los políticos independentistas se desgarran y ventilan sus divisiones. ¿No ven que pierden la confianza de su electorado y regalan ingenuamente sus propias derrotas? La democracia defectuosa gana. Article publicat a El Periódico el dia 10/02/2022 __ També ha estat publicat a Guayaquil 2025 el dia 10/02/2022 i a Actividad Local el dia 11/02/2022....