© http://silviacoppulo.com!

empresa Tag

Sílvia Cóppulo / Posts tagged "empresa"

Les empreses tenen l’ànima segons com les persones que hi treballen presten el seu saber

Miquel Bonet, Joan Cohí i Josep M. Orduña, tres especialistes en recursos humans: un advocat, un psicòleg de les organitzacions i un graduat social-ADE, es troben informalment en vint sopars, s'ho passen la mar de bé i escriuen plegats "Vint sopars de duro. Paradoxes vers les persones i les empreses" arran de les seves experiències personals i compartides. Amb to amè, irònic i simpàtic ens interpel·len sobre el sentit de les empreses, el lideratge, les crisis, la pèrdua de la centralitat, el treball en equip i la vida postlaboral. Ens generen el dubte i el pensament crític.   Podcast publicat el dia  13/07/2022 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio....

Directivas: Dos síes y un no

Queridas directivas, tres consejos: sí a volver a la oficina, sí a negociar con firmeza y no a hacer papelitos. Vamos a los datos. Anualmente, una directiva cobra unos 11.000 € menos que un directivo ocupando el mismo puesto. En Catalunya, las mujeres de empresa cobran un 17,7% menos. La presencia de directivas ha caído, tal como analizamos en el Observatorio de Liderazgo en la Empresa, de la UPF BSM. Actualmente, solo un 14,3% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, según datos de ICSA EADA. En épocas de crisis, todo el mundo está de acuerdo en que ellas lideran mejor. Pero, cuando se le vuelven a ver las orejas al lobo, ellos suben saltando los peldaños del poder y a ellas las deslizan hacia abajo por el 'glass cliff', el precipicio de cristal. Además, tras la pandemia, las directivas dudan equivocadamente entre presencialidad o teletrabajo, por aquello de la conciliación, perdiendo visibilidad y posibilidades de promoción. Y aún hoy, estando mejor preparadas, negocian con menos determinación sueldo y carrera profesional. Voy a lo de 'los papelitos'. Aunque los hombres digan que son un desastre para esas cosas, negaos (con una sonrisa) a prepararles su presentación en PPT, a supervisar al becario, a apaciguar a un cliente enojado, a comprar un regalo para un compañero que se jubila y, por favor, no levantéis la mano como voluntarias para montar la cena del departamento. Cuando un hombre dice no, se piensa que está muy ocupado; pero cuando lo dice una mujer, no gusta. Esas labores domésticas en la oficina -'office chores' y 'office mums'-, mezcla de faenas tediosas y labores emocionales, afectan a todas las mujeres, con independencia de la edad y del nivel de jerarquía. Así que hay que aprender a decir que se tiene trabajo pendiente, a sugerir que las tareas las haga otra persona o a pedir que se repartan entre varias. Os recomiendo que leáis 'El club del no', de las economistas estadounidenses L. Babcock, B. Peyser, L. Vesterlund y L. Weingart. Tras décadas investigando, sugieren fórmulas prácticas para avanzar hacia nuestro derecho a la igualdad. Article publicat a El Periódico el dia 14/06/2022....

¿Semana de 4 días? Se puede

"Ojalá pueda quedarme en esta empresa por muchos años. Aquí soy feliz y puedo desarrollar mi carrera". Sonríe el joven responsable de márketing de la consultoría de calidad y medio ambiente, Ingecal, dónde han implementado la semana laboral de cuatro días. Y nada de tener un grupo de Whatsapp de la empresa. Así nos aseguramos de que no haya comunicaciones fuera del horario de trabajo. Mañana será otro día. En Advantage Consultores, dedicados al 'headhunting' de personas directivas, desde hace más de un año y medio también trabajan cuatro días a la semana con el mismo salario. Cada mañana se reúnen y destinan media hora a intercambiar aspectos de su vida personal. Después vendrá lo profesional. La empresa es pequeña y se conocen todas. Estrechan vínculos emocionales y profundizan en la confianza y la corresponsabilidad. El grado de 'engagement' y el bienestar aumentan; la productividad crece. Es el 'win-win-win' (empresa-trabajadores-sociedad) al que se refiere Helena Guardans Cambó, de Webhelp, quien subraya lo positivo de atraer y, sobre todo, retener talento. Preside la compañía con casi 5.000 trabajadores, la mayor parte de fuera de España, dónde aplican el parentesco social: otorgan permisos establecidos por convenio a personas con las que los trabajadores no tienen una relación familiar, sino que son amistades o compañeros. En SOM Fundació Privada Catalana Tutelar, dedicados a defender la calidad de vida de las personas con discapacidad mental, también están universalizando medidas de teletrabajo y flexibilidad horaria. El Ayuntamiento de Barcelona y la Red de empresas NUST (Nuevos Usos Sociales del Tiempo) acaban de otorgar a estas cuatro organizaciones el 'Premio Barcelona a las empresas innovadoras en organización y usos del tiempo. Y es que, a raíz de la pandemia, el modelo híbrido de trabajo se ha generalizado. Ahora el reto reside en la manera de liderar, organizar el trabajo y gestionar el tiempo en beneficio de las empresas y las personas. No importa la medida, el sector o el tipo de organización. Si algunos lo hacen, es que se puede. Article publicat a El Periódico el dia 17/05/2022....

‘Horaris, ritmes biològics, connectivitat digital i salut‘ als Premis de la Xarxa Gironina per a la Reforma Horària

Els Premis de la Xarxa Gironina per a la Reforma Horària reconeixen a les empreses i organitzacions de la ciutat que han realitzat mesures par a afavorir a una nova cultura organitzativa per posa els horaris, l’eficiència i la gestió del temps com a eix vertebrador de la seva estratègia. El 24 de novembre, a l’Auditori del Centre Cultural La Mercè he participat d'una conversa sobre ‘Horaris, ritmes biològics, connectivitat digital i salut‘ juntament amb la Gemma Castaño Vinyals, investigadora de l’ISGlobal, experta en ritme circadari i els seus efectes sobre la salut. Com afecta una mala gestió dels horaris i la falta de desconnexió digital en el rendiment laboral, la creativitat i el sentiment de pertinença a un equip de treball. #premisXGRH 📷 @ICONNA1 pic.twitter.com/mqs0J6G8F6 — Promoció Girona (@Promocio_gi) November 23, 2021  ...

SÍLVIA CÓPPULO AL PLANTA BAIXA DE TV3: ‘S’ha de prohibir que ens enviïn missatges de feina fora de l’horari laboral?’

S'ha de prohibir que els caps enviïn missatges als seus treballadors fora de l'horari laboral? Portugal fa uns dies ha aprovat una llei que ho prohibeix, garantint d'aquesta manera una separació entre la vida personal i la feina, blindant així el dret a la desconnexió del treballador. Ho he explicat al programa Planta Baixa de TV3 en motiu de la presentació dels resultats de l’estudi ‘La desconnexió digital, un dret laboral imprescindible per a la salut’ que he fet amb l’Erola Palau des de l’Observatori de Lideratge en l’Empresa, a la UPF-BSM. En aquest enllaç es pot consultar la intervenció completa....

Todo ‘online’ y la empresa está perdida

La reunión ha sido un éxito. Aparentemente. El 'staff' directivo ha compartido 'online' el Plan de Empresa con la plantilla a través de un Power Point. Uno a uno, los directivos han mostrado organigramas, gráficos, flechas y cifras con movimientos deslizantes. Este año remontaremos. Los trabajadores ven su propia cara en un recuadrito del ordenador. Es obligatorio conectar la cámara y les cierran el micrófono; están acostumbrados. Los jefes se han dado la palabra unos a otros, eficientes. Dos horas de reunión unidireccional. La transmisión de la información ha sido un éxito. Pero la comunicación interpersonal vía digital es fría, lejana. Cuando McLuhan anunció que “el medio es el mensaje” no imaginaba que una pandemia nos obligaría a teletrabajar, y a sentirnos afortunados con esa solución de urgencia para mantener empresas, centros de formación y lugares de trabajo. Pero que todo aquello que necesitamos para avanzar y desplegar nuestro sentido de creatividad y de pertenencia a las compañías se vería afectado. El 'online' es el mensaje. ¡Que vuelvan a la oficina! Esa es la máxima de grandes corporaciones como Google o Facebook. La actual situación epidemiológica les ha obligado a retrasar la obligatoriedad de volver a los centros de trabajo hasta enero de 2022. Mientras tanto, en Nueva York y Londres amplían oficinas. ¿Por qué las empresas tecnológicas, que gozan de una conexión digital técnica total con sus empleados, priorizan la presencialidad? Los estudios que hemos realizado en el Observatorio de la Empresa de la UPF-BSM concluyen que la mayoría de los trabajadores en Catalunya siente fatiga digital y estrés. No desconectan de los dispositivos electrónicos en sus horas de descanso, sabiendo que están en su derecho laboral y es perjudicial para la salud. Y, económicamente, teletrabajar todos los días no comporta una mayor productividad. La conectividad 'online' complementa pero no sustituye la calidad y la visión colectiva que la relación humana genera. La sobreconexión digital conduce a la desconexión emocional y, si los trabajadores dejan de implicarse, la empresa está perdida. Article publicat a El Periódico el dia 24/o9/2021...

Antoni Cañete: “La igualtat entre desiguals és una gran mentida”

Antoni Cañete es defineix com un activista empresarial, que treballa perquè les petites empreses de Catalunya estiguin "al pont de comandament". Enginyer industrial, és un home de valors, que s'emociona en parlar del seu pare. I tot d'una ens deixa garratibats quan, sospirant, recorda: "als garatges fabricàvem amors." Podcast publicat el dia 14/07/2021 a El Divan amb Sílvia Cóppulo, a Catalunya Ràdio...

Presentació de l’estudi: La desconnexió digital, un dret laboral imprescindible per a la salut

En el marc del cicle de trobades #rework dedicat a la reinvenció del treball en l’era covid-19, s'organitza una sessió dedicada a la desconnexió digital en l’entorn laboral. En una de les franjes horàries de la jornada presentaré l’estudi 'La desconnexió digital, un dret laboral imprescindible per a la salut' que he fet amb l'Erola Palau des de l’Observatori de Lideratge en l’Empresa, a la UPF-BSM. Serà el 14 de juliol del 2021 a les 9:30h i us hi podeu inscriure en aquest enllaç. El cicle de trobades #rework va més enllà i també comptarà amb un extens programa que abordarà l’eclosió de les noves tecnologies al món del treball que s’han accelerat al llarg de l’era covid. L’empresa ha de saber quines són les obligacions que deriven de l’actual normativa, així com conèixer els elements implícits amb caràcter previ a l’establiment d’una política de desconnexió digital, per tal que sigui efectiva. Cal revisar el marc regulador dels drets digitals i la desconnexió digital. És per això que des de PIMEC, amb la voluntat de ser assertius i coherents amb la realitat i les necessitats, s'organitza aquesta trobada en què, a partir d’una anàlisi de la connexió i desconnexió digital de les persones a les empreses, plantejarà l’impacte d’aquesta i els seus efectes sobre els horaris de treball, la flexibilitat horària, la productivitat associada als horaris, el presencialisme, el sentit de pertinença i compromís dels equips, la conciliació i el benestar de les persones. Us hi apunteu?    ...

Atrapados por la luz azul

¿Lo primero que hace cuando se levanta y lo último cuando se acuesta es mirar su teléfono móvil? ¿Siente fatiga digital, estrés, o no duerme bien? ¿Se lleva los dispositivos electrónicos a la cama, o sea, hace “vamping”? ¿Responde WatsApp’s, mails y llamadas personales o del trabajo a todas horas, aun sabiendo que la sobreconectividad digital es perjudicial para la salud? ¿Cuanto más conectado está digitalmente, se siente más informado, pero le embarga una sensación de aislamiento y soledad? ¿Sí? Pues, bienvenido al club de los que nos cuesta poner límites y caemos en comportamientos adictivos, que no nos benefician ni personal ni profesionalmente y solo nos generan malestar físico y psíquico hasta llegar a la enfermedad. Y es que, según varios estudios, en 2020 la población de España estuvo diariamente más de 6 horas conectada a Internet. En el Observatori de Lideratge en l’Empresa, de la UPF-BSM, hemos entrevistado a 600 profesionales de todos los sectores empresariales. De los resultados, emerge la paradoja. El teletrabajo ha sido una solución de urgencia positiva para luchar contra las restricciones de movilidad por la pandemia, pero, a su vez, ha desdibujado los límites de espacio y tiempo. Trabajamos donde vivimos y, más allá de disponer de un horario flexible, trabajamos en tiempos de descanso, fines de semana y vacaciones. Porque no frenamos nunca nuestra comunicación digital. Comunicarse digitalmente sin freno no aumenta la productividad, aunque aparece como un signo de compromiso e implicación con la empresa. Pero no podemos resistirlo más. El anhelo de todos, directivos y trabajadores, es poder desconectar digitalmente para que nuestro cuerpo y nuestra mente puedan descansar. Atrapados por la luz azul de las pantallas, de onda corta, que sobreestimula nuestro cerebro y le confunde, desconectar deviene un aprendizaje personal con necesario acuerdo y pacto empresarial. Hay que tratar la desconexión digital como un derecho laboral imprescindible para la salud. Y tener claro que la hiperconectividad es el agujero negro por donde se escapan tiempo y salud. Article publicat a El Periódico el dia 16/o6/2021...